lunes

Exponerse muchas horas al televisor genera depresión




La depresión en los adultos podría tener relación con el hábito de mirar televisión por muchas horas, en la etapa adolescente. Entérate cómo prevenir una depresión en la edad adulta, regulando el consumo de televisión, durante la adolescencia



Según un estudio reciente, mirar televisión durante muchas horas en la etapa adolescente, tiene relación con la depresión en la adultez. Cómo prevenir el desarrollo de una depresión en la edad adulta, regulando la permanencia frente al televisor en la adolescencia, es lo que veremos en este artículo.

Si bien el estudio no puede asegurar una relación causal entre mirar televisión por muchas horas y la depresión del adulto, se han identificado síntomas que prevalecen más, en aquellos que han tenido un hábito de muchas horas de ver televisión y luego han padecido síntomas de depresión en la adultez.

Se recomienda:
No excederse en el número de horas de exposición a la televisión.
Hacer deportes.
No mirar televisión algunos días de la semana.
Tener actividad social e intelectual.
Esta investigación ha sido publicada por su autor, el doctor Brian A. Pimack de la Universidad de Pittsburgh en la revista Archives of General Psychiatry.

Motivos que generarían depresión, al mirar televisión por muchas horas:
Ver muchos eventos depresivos en la televisión que son frecuentemente internalizados.
Los anuncios de televisión inducen a pensar que la vida no es perfecta.
Se reemplazan actividades sociales de importancia.
No se realizan actividades deportivas ni intelectuales.
Trastorno del sueño al mirar la televisión hasta tarde, perjudica el normal desarrollo emocional e intelectual
¿Qué hacer entonces para prevenir estos daños posibles? Pues lo mejor sería:

No mirar televisión tantas horas y hasta evitar verla algún día de la semana o dos.

Realizar otras actividades como:
Deportes.
Lectura de libros.
Salidas de casa.
Reuniones sociales
Otro dato que se puede agregar al daño de la televisión es que la multiplicidad de estímulos que se recibe al mirar televisión, no da tiempo al cerebro de procesarlos adecuadamente, lo cual termina perjudicando al sujeto.
Publicar un comentario