jueves

Dormitorios para niñas



Este dormitorio ha sido coloreado en dos tonos: blanco y violeta. Ambos colores comparten casi de manera equitativa su presencia en la habitación dado que los dos aparecen en paredes, textiles y detalles. 

La única diferencia es que el blanco aparece también en los muebles de inspiración vintage y formas redondeadas y trabajadas. Un aspecto bien interesante de esta habitación es que con sólo cambiar la cuna por una cama se puede crear un dormitorio para una niña más grande e incluso una adolescente.

Si te gustan los estilos clásicos e incluso algo vintage para el cuarto de la bebé, estás de parabienes. Pues hoy te acercamos dos formas bien femeninas para lograrlo.

Si hay un color que se asocia con las niñas, ese color es sin ninguna duda el rosado. En esta habitación casi absolutamente todo es de ese tono. Las paredes, los muebles y algunos textiles están elaborados en diferentes gamas de rosa. 

Para cortar con tanto rosado se han colocado algunos detalles en dorado y blanco. Resulta interesante notar que la cuna tiene ruedas. Debido a esto se puede transportar el mueble de un lugar a otro como así también mecer a la niña cuando se encuentre molesta.


fuente decocasa.com
Publicar un comentario