viernes

Sonarse bien la nariz


Este gesto, que parece tan simple, no suele hacerse como es debido. En estas épocas de frío en las que el resfriado es algo cotidiano sería bueno que aprendiéramos la forma más adecuada de sonarle la nariz a los pequeños y a nosotros mismos. Lo correcto es eliminar el contenido de una fosa nasal cada vez.


Esto es: se vacía la izquierda mientras se tapa la derecha; luego se repite la operación al revés. Si se intenta limpiar ambas fosas a un tiempo, no salen todas las mucosidades y hay mas riesgo de que algunas bacterias pasen a las trompas de Eustaquio y al oído.
Al soplar con las dos fosas nasales taponadas y la boca cerrada, se produce un cambio de presión en los conductos internos que es perjudicial para el oído.
Publicar un comentario