martes

¿Tus hijos pasan dos horas o más al día delante de una pantalla?


Abusar de la televisión de niños aumenta el riesgo de problemas de corazón en la edad adulta

Dedicar dos horas al día a ver la 'tele' o jugar a la consola y sólo media hora al ejercicio es una conducta de riesgo cardiovascular en los niños. Así lo demuestra un estudio publicado en la revista Arteriosclerosis, Thrombosis and Vascular Biology editada por la American Heart Association (AHA). sigue....



Los autores de la investigación han comprobado que los niños que pasan la mayor parte de su tiempo de ocio sentados delante de una pantalla y que, por tanto, no cumplen con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de dedicar al menos una hora al día al ejercicio físico, sufren un estrechamiento de las arteriolas retinianas. Esta alteración es un marcador de trastornos cardiovasculares y presión arterial alta en la edad adulta.

 © Thinkstock
Ver más televisión de la cuenta puede tener consecuencias en la salud adulta.

En cambio, los niños que hacen deporte una hora o más tienen una arteriolas retinianas más anchas y sanas. ¿El motivo? La actividad física aumenta el flujo de la sangre y favorece el buen estado de las paredes de los vasos sanguíneos.

“Sustituir una hora de televisión por una hora de ejercicio podría ser efectivo para amortiguar los efectos del sedentarismo en la estructura microvascular de la retina de los niños”, aconseja Bamini Gopinath, líder del estudio, en un comunicado de prensa de la AHA.

“Los malos hábitos pueden influir en la microcirculación en los primeros años de vida y aumentar el riesgo de desarrollar hipertensión y trastornos cardiovasculares en la edad adulta”, afirma Gopinath. De hecho, según los investigadores pasar una hora al día delante de una pantalla aumenta la presión sistólica unos 10 mm Hg (milímetros de mercurio).

Para evitarlo “los padres deben hacer todo lo posible para que sus hijos se muevan del sofá. Que ellos sean más activos físicamente puede abrir el camino a los niños”, añade la principal autora del informe.
Fuente: American Heart Associatio
imagen google
Publicar un comentario