martes

Consejos para prevenir los dolores de espalda en los niños




Los riesgos de padecer dolores de espalda aumentan a partir de los 10 años y si no se tratan, pueden derivar en un problema crónico durante la edad adulta. La prevención temprana será la clave para lograr conservar una espalda sana.

Para mantener una espalda en buen estado de salud es recomendable que el niño se mueva con frecuencia yevite el sedentarismo para que los músculos de la espalda no se debiliten. Las dolencias suelen manifestarse más a menudo en las niñas que en los niños. El motivo es debido a la fisonomía de las niñas y que los niños generalmente realizan ejercicio con mayor regularidad.

Hoy en día, muchos niños pasan varias horas frente a la pantalla del televisor o del ordenador en una únicaposición corporal. El desarrollo normal de la columna vertebral se verá dificultada si la posición al sentarse no es la correcta, provocando la pérdida de fuerza y facilitando que la espalda sea más sensible al exceso de carga.

Será importante recordarle siempre al niño que en el momento de sentarse, tendrá que ubicar su espalda lo más pegada al respaldo posible y levantarse o moverse para cambiar de postura al menos 1 vez por hora. Lo más indicado para prevenir futuros dolores de espalda es realizar ejercicio o practicar algún deporte. Con ello los pequeños fortalecen los músculos de la espalda y ayudan a que la columna se mantenga recta. Actividades como el fútbol, la natación o correr son buenas opciones.

Un factor importante es la elección de la mochila escolar. Lo ideal es elegir una mochila con ruedas y que pueda regularse la altura. Si la mochila es de asas, el niño deberá usarla siempre pegada al cuerpo, ajustada con los dos tirantes y situada en el centro lumbar de la espalda. El peso de la misma no deberá superar el 10% de la masa corporal; por ejemplo, si el pequeño pesa 35 kilos, el peso de la mochila no debería ser superior a los 3,5kg.

Otra decisión fundamental es la elección de colchón. Algunos especialistas recomiendan la utilización de un colchón duro para el descanso. En el momento de comprarlo, será necesario consultar al vendedor cuál es el más apropiado en referencia al peso y la talla del niño.

Si el dolor de espalda se prolonga por más de dos semanas, los padres deberán consultar con el médico o eltraumatólogo el problema para evitar posibles contracturas o complicaciones mayores.

fuente olebebe.com


Publicar un comentario