martes

El parto por cesárea: recomendaciones


El parto por cesárea requiere de los mismos cuidados que una operación normal, dado que pueden aparecer complicaciones en el postoperatorio, si no se tienen presente algunas recomendaciones.

En el caso de haber fiebre, y sobre todo si se produce un aumento de flujo vaginal, o si desprende olor desagradable, es imprescindible que concurras a la guardia médica. Por lo general la mayor parte de los episodios febriles post-cesárea, se deben a un aumento de temperatura que provoca la misma lactancia, pero si la temperatura supera los 38 grados durante más de dos días, puede ser que haya presencia de alguna infección y conviene asegurarse de tratarla rápidamente.

En cuanto a las posturas que debes adoptar, se siempre criteriosa, y evita las posiciones que te obliguen a realizar esfuerzos con el abdomen, evita subir escaleras, no realices actividades domésticas, como pasar pisos, limpiar, lavar platos etc. y no levantes peso o cargas, más que a tu bebé. Por otro lado tampoco es muy recomendable realizar movimientos bruscos como abrir el cochecito de tu hijo, o armar su cuna que son actividades que puedes dejarle a tu pareja, que puede ayudarte en los días posteriores a la cesárea, hasta que te recuperes. Tampoco uses calzados que tengas que agacharte demasiado para abrocharlos, y de ser necesario, pide a otra persona que te los coloques.

La mejor manera de recuperarte rápido en una cesárea es mantenerte tranquila, en reposo, y una vez que te sientas mejor, poco a poco podrás volver a tus tareas cotidianas.

fuente guiadebebes

Publicar un comentario