viernes

hantala, masaje para bebés


Un buen masaje nos puede ayudar a relajarnos, a aliviar tensiones musculares, a calmar dolores derivados de malas posturas e incluso nos puede procurar un mejor descanso. Todas estas propiedades conocidas, practicadas y recomendadas en los adultos, abren todo un nuevo campo de desarrollo y sensaciones para nuestros bebés.
El doctor francés Frederik Leboyer, en un viaje a la India, observó como una mujer brindaba afectuosos masajes a su bebé, y como estos firmes movimientos repercutían de manera beneficiosa en el niño. Luego de compartir esta experiencia, la cual se le manifestaba de manera cotidiana, decidió organizar la información visual que había adquirido y llevó la técnica hindú a Occidente. En homenaje a la madre del niño, decidió bautizar la metodología Shantala.
El masaje infantil era algo muy común entre las comunidades primitivas, porque no sólo establecía las bases de la comunicación entre los grupos familiares, sino que además era fácil comprobar los beneficios en la salud de los bebés al recibir este tipo de caricias.
extraído de guiadebebes.com
Publicar un comentario