miércoles

Problemas emocionales en niños con sobrepeso


El niño con sobrepeso no solo pone en riesgo su salud, sino que también puede acarrear serias consecuencias en lo emocional así como también en lo social.

Problemas de comportamiento y de aprendizaje asociados con la obesidad. Losniños con sobrepeso tienden a tener más ansiedad y habilidades sociales más pobres de las que tienen los niños con peso normal. Estos problemas pueden conducir a conductas que perturben el salón de clases, o por el contrario, pueden causar aislamiento social. El estrés y la ansiedad pueden interferir con el aprendizaje. También la poca confianza en sí mismo, reduce la capacidad de aprendizaje.


La pérdida de autoestima lleva  a que el niño poco a poco se vaya apartando de los amigos y la familia y esto puede traer como resultado la depresión. Ser objeto de burlas y miradas hostiles de sus compañeros, hace que los niños obesos se averguenzen, sientan culpa y poco poco vayan dando la espalda al mundo exterior. Al estar triste y deprimido, el niño tiende a comer más, y no hablar con los amigos lo cual se torna un círculo vicioso. Cuando los niños pierden la esperanza de que su vida pueda mejorar, es que están en camino a la depresión. Un niño deprimido puede perder interés en las actividades normales, dormir más de lo habitual o llorar mucho. Algunos niños deprimidos ocultan su tristeza y parecen emocionalmente chatos en su lugar. De cualquier manera, la depresión es tan grave en niños como en adultos y conduce a graves consecuencias, que pueden llegar incluso hasta el suicidio. Si piensas que tu hijo puede estar deprimido, habla con él o ella y comparte tus preocupaciones con su médico.

En el tratamiento de la obesidad, las familias deben ser coordinadas con la escuela para involucrar a los demás niños y sus amigos. Ayudar a los niños a adaptarse a su cuerpo obeso, les da auto-confianza para participar en actividades recreativas, ejercicios, etc
fuente
Publicar un comentario