sábado

Leche de continuación y de crecimiento




Me han dicho que a partir de los 5 meses, hay que alimentar al bebé con una leche de continuación. ¿Qué tiene esta leche que no tenga la de lactantes?

Las leches deben atenerse a normas de fabricación estrictas. Básicamente, la leche para lactantes (0-6 meses) y la de continuación tienen una composición similar. La leche de continuación contiene algo más de vitamina D y sobre todo, mayor cantidad de hierro, un mineral que suele escasear en la dieta del bebé, incluso cuando su alimentación está diversificada y equilibrada. Una carencia en hierro acarrea una mayor propensión a padecer infecciones respiratorias.

¿Qué son las leches de crecimiento? Las leches de crecimiento empezaron a fabricarse al observar que la carencia en hierro no solamente la padecen los niños de 6 a 12 años, sino los niños de hasta 3 años que toman leche de vaca. Las leches de crecimientocontienen más hierro, más vitaminas y más ácidos grasos esenciales. Tienen un 50 % menos de colesterol y menos proteínas, por lo que se adaptan mejor a la capacidad gastrointestinal de los niños. Además, están envasadas en brik, como la leche de vaca normal, por lo que es tan práctica como ésta.

Hoy en día, las leches están enriquecidas con vitaminas, en particular con vitamina D. ¿La vitamina D que toma es suficiente o conviene darle una dosis extra?

La vitamina D permite la fijación del calcio en los huesos. Es una vitamina esencial para el crecimiento. Su carencia puede producir raquitismo. Esta vitamina se encuentra en la dieta o se sintetiza en la piel con la acción de los rayos solares. La necesidad de que los niños tomen vitamina D depende de su edad, de su alimentación y del clima habitual en su lugar de residencia. En las zonas donde el invierno suele ser largo y sombrío, es posible que elpediatra juzgue necesario que el niño tome una dosis extra de vitamina D, sobre todo durante el primer año de vida. via crecebebe.com
Publicar un comentario