martes

Tensión alta en el embarazo: por qué la tienes que controlar


La tensión alta (por encima de 140 mm Hg y de 90 mm Hg) puede ser crónica, es decir, previa al embarazo, o aparecer en el transcurso de la gestación.

¿Quiénes son más proclives a tener la tensión alta?

En la aparición de la tensión alta influye en primer lugar la cantidad de sangre que bombea el corazón y el tamaño y estado de las arterias. 
También es más frecuente en personas obesas o que abusan de la sal, consumidores habituales dealcohol y quienes están sometidos a una situación de estrés permanente.

¿Cuáles son los síntomas de la hipertensión?

La tensión alta puede provocar cansancio, cefaleas, cambios en la visión, confusión, ansiedad, vómitos, transpiración excesiva, alteraciones en el color de la piel (palidez o enrojecimiento), dolor en el pecho, etc. En los casos más graves, puede ocasionar también hemorragia nasal, palpitaciones y zumbidos o ruidos en los oídos.

¿Qué consecuencias tiene la tensión alta en el embarazo?

Si una embarazada sufre hipertensión y no se trata, esta puede producir insuficiencia renal en la madre e interferir en el aporte de sustancias nutritivas y oxígeno al feto. La tensión alta también puede ser un signo temprano de preeclampsia, un mal funcionamiento de la placenta que puede afectar al desarrollo del feto.

¿Cómo se trata la hipertensión en el embarazo?

El obstetra toma la tensión a la mujer embarazada en cada una de las visitas. Si es alta, le recomendaráreducir la sal en las comidas, hacer una dieta saludable, realizar ejercicio físico moderado, y si fuera necesario, tomar un tratamiento farmacológico.
tomado de serpadres.es

Publicar un comentario