jueves

De niña a mujer. Madres adolescentes



Es una realidad que las niñas o adolescentes se inician cada vez más temprano en el sexo.
Esto trae aparejado muchos inconvenientes, ya sea de embarazo como de enfermedades de transmisión sexual.

No todo es malo ni bueno, siempre hay matices.

Pero hablemos de la generalidad o mayoria de los casos.

En el menor de los casos en la adolescencia se busca un embarazo, por lo tanto partimos por un embarazo no deseado.

Esto trae a la adolescente mucha angustia,incertidumbre y una responsabilidad para la cual no están preparadas.

Por eso antes que todo debemos de tener un dialogo fluido con nuestras hijas, siempre tratando de prevenir situaciones que son negativas para ellas.
Pero una vez que la situación esta dada y es irreversible, lo que debemos de hacer es brindar a la joven total apoyo, orientación, y ayudarlas para que pudan tomar la mejor decisión.
El primer sentimiento que aflora, es la negación, pero no a una situación o decisión especifica, sino a cualquiera de las opciones que tiene. Una vez embarazada la joven tiene sentimientos encontrados, sea cual sea la decisión que tome.

Esta situación puede llevar a la adolescente en caer en un pozo depresivo y ocasionar males peores. Por eso la contención, sobre todo de las personas más allegadas debe de estar presente siempre, debemos hacerle sentir que no está sola, ni si toma la decisión de tener al bebé, como si rechaza el embarazo, y decide interrumpirlo.

No nos olvidemos que la gran mayoria pasa del cole a tener que decidir sobre otro ser que dependerá de ella, una decisión que nunca es fácil.

El embarazo debe de ser muy controlado ya que los riesgos son mayores que un embarazo de una adulta.
Luego llega el bebé y el cambio de vida da un giro total, pasan de ser cuidadas, mimadas, sin muchas responsabilidades a su cargo, a tener un ser que depende totalmente de ellas, tanto para el cuidado, atención , como para algo tan básico, la alimentación.

Nunca es bueno que su vida cotidiana cambie de forma radical, el estudio, sus amigas, todo su entorno, deben de realizar además del rol de madre, actividades propias de su edad.
Cada caso es distinto, por más que hay muchas similitudes y cambios en común. Algunas cuentan con el apoyo del padre del bebé, de la familia y también con una tranquilidad economica. Pero otras están solas en este cambio radical de vida.

Para poder evitar que esto suceda, lo primero es una buena educación sexual, tanto en el ambito familiar como en el escolar.Pero cuando esto no alcanzó y el echo está consumado, lo que debemos de hacer es dar contención, apoyo y mucho amor a estas adolescentes. 
via semujer.com
Publicar un comentario