martes

Ser un padre o madre soltero



Ser padres es, sin duda, una gran responsabilidad, más aún cuando uno de los dos falta. Un padre/madre soltero tiene que lidiar con responsabilidades, tensiones y presiones adicionales. Ya sea por separación, divorcio o muerte de un cónyuge, la persona queda sóla para hacer frente a múltiples tareas. Pero hay maneras de asumir esta responsabilidad superando las dificultades.

Si tu estás sola para cuidar de todas las necesidades físicas y emocionales de tu hijo, desde la higiene personal, los hábitos alimenticios, el trabajo escolar, la puntualidad y su socialización con niños de su edad, deberías intentar compartir parcialmente esta responsabilidad con los abuelos del niño o con un amigo de confianza o incluso contratar una persona para que te ayude. Aunque la responsabilidad final siempre es tuya es conveniente tomar algunas pausas refrescantes de la rutina sin sentirte culpable por ello para volver descansado y con ganas de estar con tu hijo. Si te sientes cansado y frustrado puedes comenzar a trasmitirle, aun sin quererlo, etas emociones a tu hijo. Recuerda que no eres solo padre, sino también un ser humano. Es importante cuidar de tus propias necesidades y tener una vida social sana.

Un padre/madre soltero tiene que tomar el lugar del padre ausente. En la medida de lo posible, nunca dejes que tu amargura, malas experiencias, disgusto y enfado, infecte la psique de tu hijo. Se franco con el niño. Haz que él o ella sea tu compañero. Nunca jamás envenenes la mente del niño contra el cónyuge separado. Y haz que el niño comprenda la importancia de las amistades y las relaciones humanas duraderas.

Imagina a tu hijo en el Día de los Padres en la escuela. Preparate y prepara al niño para tales situaciones. Hablale acerca de estos problemas. Dale al niño la preparación adecuada para que pueda hacer frente a preguntas incómodas de sus amigos. Díle al niño que nunca debe ocultar el hecho de que él o ella tiene un solo padre, que no lo sienta como un secreto vergonzoso. De lo contrario corres el riesgo de que el niño se vuelva hipersensible y retraido. La actitud con que vivan la situación lo es todo, si el niño no te ve con ataques de autocompasión y la depresión, el hecho de pertenecer a una familia monoparental no perturbará a tu hijo.via Crece Bebe
Publicar un comentario