domingo

Niños con úlcera gástrica




Quien crea que las úlceras son cosa de adultos se equivoca: también los niños pueden sufrirlas. La mayoría de las que afectan al estómago o al duodeno son producidas por la bacteria Helicobacter pylori.
Este microorganismo se encuentra en el aparato digestivo de un buen número de personas, pero solamente unas pocas tienen problemas. En los países pobres se transmite por vía oral-fecal y en los desarrollados, de persona a persona en el núcleo familiar.

La úlcera es una herida abierta en la mucosa. Causa dolor seguido de ardor y acidez, y puede provocar hemorragias y, como resultado, fuertes anemias. Los síntomas se presentan en brotes; en esos períodos de empeoramiento, el niño manifiesta ansiedad por comer y bienestar después de haber comido. Se suelen curar con un tratamiento a base de antibióticos.

Publicar un comentario